La dieta de Audrey Hepburn

Esta actriz recordada por su hermoso rostro, minúscula cintura y elegancia innata, era adicta a los espaguetis y los comía casi a diario, pero te preguntaras entonces como hacía para mantener esa envidiable figura, pues era muy juiciosa con la comida, no existían los sancks, solo las tres comidas a su hora y se tomaba su tiempo para comer, disfrutando de cada alimento, una vez al mes sólo consumía yogurt natural sin azúcar con piña rayada y cuando quería algo dulce optaba por el chocolate negro.

Creía que las combinaciones de color de los alimentos que había en el plato eran importantes y prefería la comida italiana porque todo se preparaba al momento.

Tampoco podía faltar en su dieta las frutas y las verduras, los huevos hervidos y pan integral para el desayuno.