Consejos para bajar la barriga

Puede que estemos juiciosos haciendo dieta y ejercicio pero aún no vemos reducido el abdomen. Esto puede darse porque estás haciendo cosas que no te permiten eliminar la grasa abdominal, por eso revisa estas causas y si caes en alguna, corrígelo para que veas resultados en tu cuerpo.

1. Dietas restrictivas:

Si eres una de esas personas que busca bajar kilos rápidamente dejando de comer o realizando una dieta extrema para bajar de peso en poco tiempo y luego sigues con tus hábitos de comida normales, lo que le haces a tu organismo es que lo descompensas subiendo y bajando de peso constantemente y además al final no reduces medidas, al contrario puede que quedes con flacidez o estrías. Tienes que crear conciencia con tu cuerpo y adaptarte a un estilo de vida que puedas mantener e ir reduciendo de peso poco a poco, pero de manera definitiva. Y tú internamente sabes que lo que te beneficia son las frutas, verduras, proteínas y carbohidratos, evitando la comida chatarra y procesada.

2. No te ayudas con vinagre:

Existen alimentos que te ayudan para mantener tu organismo equilibrado y uno de ellos es el vinagre de manzana, lo que puedes hacer es tomar una cucharada diaria en un vaso de agua (preferiblemente tibia o caliente) en las mañanas y te ayudará a reducir la acumulación de grasa, controlando tu apetito.

3. Excedes el consumo de frutas:

Sabes que las frutas son benéficas para tu salud, pero te estas excediendo en el consumo y la mayoría contiene fructuosa (azúcar) que el hígado se demora más en procesar y se va convirtiendo en grasa, así que evita frutas como el mango y consume más frutos rojos como la fresa, preferiblemente en horas de la mañana y no en la noche.

4. Consumes muchos lácteos:

Este tipo de productos contienen ingredientes que el organismo se demora en eliminar, por lo que se retiene grasa y en las mujeres se acumula más en la zona abdominal, así que consume este tipo de productos en pocas porciones y de preferencia productos descremados.

5. Tienes mala postura:

Si por tu trabajo o estilo de vida permaneces mucho tiempo sentado o jorobado y se ve afectada tu espalda o abdomen, acostúmbrate a permanecer con la espalda recta y metiendo el estómago en todo momento; si es difícil incorpora ejercicios que te ayuden a corregir, como nadar, hacer yoga y ejercicios de fortalecimiento para la espalda y zona abdominal.

6. Cenas muy tarde:

Lo ideal es que la última comida que consumas en el día sea tipo 7 de la noche para que le des al cuerpo el tiempo suficiente de digerir lo que consumiste antes de irte a la cama, ya que cuando duermes el metabolismo se vuelve más lento y se guarda grasa en mayor cantidad.