Alimentación después del ejercicio

El período de tiempo después del ejercicio es crucial para la recuperación y para darle al cuerpo tiempo para reparar y construir nuevo tejido muscular antes de la próxima rutina de ejercicios y es ideal que se consuma algo de comer entre los 40 y 60 minutos posteriores a la rutina, algo pequeño como batidos con fruta, bebida y barras deportivas, yogurt griego con fruta o una banana con agua.

Y luego de 2 a 3 horas después ya puedes realizar una cena completa con alimentos de granos enteros, carne magra o alguna fuente de proteína vegetariana y verduras.

La proteína es esencial para reparar el tejido muscular y reponer las reservas de glucógeno.

Las proteínas son como los “blocks” para construir el músculo; si no hay suficientes, se comienza a perder masa muscular. Un consumo adecuado de proteína también va a ayudar a acelerar el metabolismo en un 25% y proveer saciedad.

Debes preferir proteína baja en grasa como: pechuga de pollo sin piel, pescados, mariscos, huevo, embutidos 98% libres de grasa, queso blanco, fuentes de soya, carnes magras. Los lácteos descremados como la leche y yogurt también contienen proteína.

Ideas:

• Salteado de carne magra, morrones, brócoli, zanahorias, cebollas + arroz + agua.
• Pescado a la plancha + verduras a la parrilla, incluidas las papas + fruta fresca + agua.
• Tarta de verduras + ensalada + arroz o almidón + agua.
• Pollo asado + calabaza asada + ensalada pequeña + fruta + agua.