5 recetas bajas en grasa

Sabemos que a veces es difícil pensar en que cocinar día a día y más cuando estas intentando bajar de peso, por eso te queremos ayudar con estas ricas y saludables recetas que mantendrán tus antojos a raya

1. AGUACATE CON HUEVO HORNEADO

Los aguacates son ricos en fibra y ayudan al funcionamiento del sistema digestivo, lo que previene el estreñimiento y la hinchazón. Por otra parte, los huevos tienen muchas proteínas y te mantendrán lo suficientemente satisfecha como para evitar caer en la tentación de comer snacks poco saludables.

Procedimiento:

Corta un aguacate por la mitad, quítale la semilla y haz el hoyo un poco más grande. Después coloca un huevo en el centro y hornea el aguacate con el huevo de 13 a 15 minutos a una temperatura de aproximadamente 220 ºC. ¡Es un desayuno delicioso!

2. BURRITOS DE ACELGA

Quizás no te sorprenda saber que comer alimentos crudos puede ayudarte a reducir la hinchazón.

Procedimiento:

Haz un rollo con la hoja de acelga y rellénalo de calabacín, pepino, aguacate, champiñones, brotes de guisantes y alfalfa. Si quieres, también puedes agregarle rábanos para darle un toque picante.

3. SOPA DE ZANAHORIA CON JENGIBRE, CÚRCUMA Y GARBANZOS

El jengibre y la cúrcuma son ingredientes que mejoran la digestión, reducen los gases y, por ende, la hinchazón. Además, esta sopa los combina con garbanzos para aportarle más fibra al plato.

Procedimiento:

Precalienta el horno a 190 ºC, y mezcla una lata de garbanzos escurridos con 1 cucharada de aceite de oliva, 1/2 cucharada de canela y 1/2 cucharada de pimienta de Jamaica en un bol. Hornea los garbanzos durante 30 minutos y resérvalos para después.

Para la sopa, calienta durante aproximadamente 5 minutos dos cucharadas de aceite de coco, dos dientes de ajo cortados en dados, 2 o 3 cucharadas de jengibre fresco y 1 cucharada de cúrcuma en una olla. Después, añádele 1,5 tazas de caldo vegetal, 5 zanahorias pequeñas, cortadas en trozos medianos, y sal y pimienta al gusto. Deja que la mezcla hierva y luego cocínala a fuego bajo durante 20 o 25 minutos o hasta que las zanahorias estén suaves. A continuación, agrega 1/2 taza de leche de coco y bate toda la mezcla en una licuadora, hasta obtener una crema suave y homogénea. Si quieres que la sopa tenga una consistencia un poco más líquida, puedes agregarle más leche de coco. Después, sírvela con los garbanzos que habías preparado con anterioridad y ¡disfruta de este delicioso plato!.

4. ENSALADA DE MENTA Y PEPINO

Las hojas de menta ayudan a tener una buena digestión y el pepino está compuesto en su mayoría por agua, lo que convierte a estos dos ingredientes en las estrellas de esta deliciosa ensalada, que es perfecta para acompañar el pescado o carnes magras.

Procedimiento:

Corta dos pepinos por la mitad y quítales las semillas, condiméntalos con sal y córtalos en rodajas. Después, ponlos en un colador durante aproximadamente 30 minutos para que se escurran y sécalos con una toalla. A continuación, mezcla los pepinos con 1/4 de taza de cebollas cortadas en pedacitos, 1/4 de taza de hojas de menta, 1/4 de taza de vinagre blanco, 2 cucharadas de aceite de oliva extravirgen, 2 y 1/2 cucharadas de azúcar y pimienta al gusto.

5. PURÉ DE ATÚN Y AGUACATE

Este puré combina grasas saludables, proteínas y mucha fibra, lo que es ideal para el sistema digestivo.

Procedimiento:

Para hacerla, toma un aguacate y aplástalo hasta que sea un puré, agrégale dos latas de atún, 1/2 taza de apio, 1/2 taza de cebollas rojas picadas en pedacitos, 1/2 manzana cortada en trocitos y 1/4 de taza de nueces tostadas y trituradas. Mezcla todo bien y, después, agrégale una cucharada de jugo de pepinillos (o de agua), 1 cucharada de eneldo, 1/2 cucharada de mostaza de dijon, 1/4 de cucharada de comino, y sal y pimienta al gusto. Mezcla los ingredientes una vez más y sirve el puré como relleno de un sándwich, con una ensalada o cómelo solo si así lo deseas.